Diarios de Arcadi Espada

El misterio del fantasma de Santa Cruz (I)

Paquito por Alegrías vuelve para la nuestra.

 

Capítulo I

El introductor de embajadores y jefe de protocolo apagó el ordenador e hizo ademán de coger el teléfono para llamar a su secretaría, cuando se acordó de que estaba solo

Aquí vivió Rafael Sánchez Ferlosio

Nuestro Felipe Colavidas estuvo esta mañana honrando a Ferlosio. Y me escribe: «Allá voy como si hubiera quedado en el portal de su antigua casa de la Glorieta de Bilbao y fuéramos ahora juntos en el metro; él enfurruñado, naturalmente,

Suave, que me estás matando

La autoridad insiste en la desescalada suave. A ver si la Navidad del 2022 podemos celebrarla normalmente. Un burócrata catalán, pleonasmo, dice que está bien que el toque de queda se prolongue, porque así cenamos como la gente civilizada —civilizada

El burgo podrido

En este artículo de Allister Heath (aquí traducido por Tadeu), que me hace llegar Ana Nuño, se habla de Escocia como rotten borough. Ni Ana ni yo encontramos mejor definición para Cataluña: ni técnica (el sistema electoral sobrerrepresenta a

Le beau-laid Serge

Ana Nuño escribe:

Gainsbourg: el mejor antídoto contra la actual burricie feminista. Recuerdo que escuché a Gainsbourg por primera vez -cantando el inevitable Je t'aime, moi non plus- con 12 años. Mi padre, persona inteligente que quería que sus

El Majestic, hoy

Aznar ha dicho, con su habitual silabeo, que ojalá pudieran reeditarse hoy los pactos del Majestic. El sabrá. No cabe en la columna todo el saqueo practicado por la piratería nacionalista a partir de la letra de aquellos pactos. Pero

Quique, in memoriam

A finales de los años 60, algunos sábados y domingos íbamos a jugar a tenis a la pista de cemento del colegio de las Teresianas. Olía a boj y eucaliptos. Ni mi amigo Pedro ni yo estudiábamos allí. Pero nadie

Página siguiente »