Pinkerianas (5)

«No es la prominencia de un acontecimiento horroroso la que atiza el terror. Nuestras emociones se avivan considerablemente cuando la causa de una tragedia es el propósito malévolo en lugar del infortunio accidental. (He de confesar que, como visitante frecuente

Como si yo dijera Bobelia

«Ariel reedita en septiembre la crónica-panfleto de Arcadi Espada Contra Cataluña», dice Rodríguez Rivero en Babelia. Es que ya no son capaces, siquiera, de leerse con cuidado los títulos.

Camarón bio

Mi liberada:

Cuando apuré la última hora de la serie de José Escudier y Netflix sobre Camarón no daba crédito: seis horas sin pronunciar la palabra droga. Era una proeza. Me embadurné rápidamente con los habituales provincianismos del tío

#31 Lo que hay que leer

El reciclaje se convirtió en el método preferido para excusar despilfarro

La creciente importancia de la genética

Ligar eficazmente

El intelectual promocional

La muerte de la ironía, la muerte de la lengua y la muerte de la empatía

Tocapelotas, y pocos

La conmemoración del atentado de las Ramblas ha transcurrido al modo sucio y mortecino que estaba previsto. Asombrosamente, los periódicos le llaman politización, pero solo es sinvergonzonería. No se entiende por qué la política ha de cargar con este lastre. 

Impublicables: A natural woman

You make me feel, 
You make me feel like 
A natural woman…

cantaba Aretha Franklin a la que hoy entierran con toda corrección.

Cayetana Álvarez de Toledo donó.

El tapón

Cuando a los 20 años hicimos el primer viaje a Italia sus mapas de carreteras eran difíciles de creer. En España dos escuálidas líneas de autopistas unían Barcelona con Valencia y Zaragoza. Pero de Milán hasta Roma los nudos eran

Página siguiente »