El primero de los irreprochables

Donde Alsina, con el irreprochable señor Gabilondo. Una galería de irreprochables la escribiré cualquier día. Tal vez cuando dé cuenta de su némesis, los Impublicables. Y debería aplicarme. A cada minuto me cargan a mí de reproches. En cualquier caso

Documentando las risas

Miguel Timoner me envía este artículo de MC MacGrath y Green Greenwald. La trama rusa respecto a Catatonia ha sido siempre risible. ¡Teniendo a TV3! Pero el artículo documenta convincentemente las risas.

La Iglesia vasca no se disuelve

Mi liberada:

Coincidiendo con el anuncio de disolución de la banda de asesinos nacionalistas, los obispos del País Vasco, Navarra y Bayona emitieron este viernes un comunicado en el que piden perdón. Aunque no sé cómo lo sabe, el editorial

Entre los 100 libros de Babelia

Un buen tío, de nuevo en Babelia. Esta vez entre los 100 libros recomendados para Sant Jordi y en el apartado de Política nacional, donde ciertamente sería imposible obviarlo. Este es el texto. Algo elíptico y surfeante, es verdad, y

Impublicables: Es lo mismo

Bienvenido Mr. Marshall. Peticiones.

No recuerdo quién donó. Que levante la mano.

La impublicable violación colectiva

Desde hace algún tiempo en este blog se publica una exitosa sección llamada Impublicables. No hay que tomarse lo que viene como una aportación estricta a la serie. Pero háganme el favor de releer lo que los diarios publicaron sobre

A peor

Tengo dudas sobre el sentido jurídico del auto que los magistrados del Supremo dieron a conocer el lunes denegando la libertad de Jordi Sánchez. El escrito incluye una serie de consideraciones sobre la injusta resolución del tribunal alemán que ha

Página siguiente »