El poder, 36 años después

En 1982 el viejo Sandro Pertini, presidente de Italia, se levanta, ante la mirada atónita del rey Juan Carlos, y empieza a aplaudir los goles de su selección campeona, rompiendo todo protocolo. Pero qué decir de su gesto, de su

Del cromosoma alemán

Pasarán los años y cualquiera dirá que unos jueces alemanes no entregaron a la justicia española al prófugo Puigdemont porque consideraron, asombrosamente, que el asalto a la democracia que dirigió no constituía delito. Para entonces habrán desaparecido los rábulas. Incluso

La hora del juez

Mi liberada:

Me contaron que el primer día que se vio frente al juez instructor y después de que éste dictara su prisión cautelar, uno de los procesados por el asalto nacionalista a la democracia española no daba crédito a

La primera víctima de la guerra

Solamente he leído la introducción. Es tranquilizador —dada su tradición— que los militares se ocupen de las mentiras. ¡Ya que no se ocupa el Gobierno!

Transición

Último día del lúcido y acogedor curso sobre la Transición española en la universidad Miguel de Cervantes de Valladolid, que dirige, cada año con más brillantez, el filósofo Miguel Ángel Quintana Paz.

Surgen dos asuntos. La supuesta dialéctica entre reforma

Sombrío, muy sombrío

Definitivamente, el tribunal alemán impedirá que Puigdemont sea juzgado por rebelión. Es una de las peores noticias que habrá recibido la democracia española y demuestra por qué aún se habla, políticamente, de «proyecto europeo» y no de Europa. Provocará antieuropeísmo

Calvo, no

Esta obscena criatura reaccionaria, Calvo, vicepresidenta del gobierno de España, dijo ayer, como indicándole el camino a una reforma del Código Penal: «Si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no». La frase fue dicha para que

Página siguiente »