El problema, español

Esquerra Republicana, el partido sedicioso, tiene en sus manos el Gobierno de España. Es una situación interesante. El líder del partido está condenado a 13 años de cárcel por varios delitos, entre ellos el de sedición. El partido no solo

El farol

«Desproporcionada», dicen las autoridades británicas que les parece la euroorden cursada contra la consejera Clara Ponsatí. Es un adjetivo preciso. Y lacerante para los intereses españoles. Desde el principio el separatismo trató de extender por Europa la creencia de que

Hablándose a sí misma

Paseaba el otro día por el barrio alto, donde las miradas de franca desaprobación por el hecho de que exista son menos frecuentes, cuando un larguísimo convoy de la Policía pasó por delante de un colegio. Era la hora del

Para qué sirve la violencia

La Paluzie se encoge de hombros, dice que el mundo es así, y declara que la violencia da visibilidad al independentismo. «Son estos incidentes los que hacen que estemos en la prensa internacional de manera continuada estos días, es decir,

Cs, aún

Anteayer, después de que saliera la primera información en El País sobre su voluntad de crear un nuevo partido político, intercambié unos mensajes con Manuel Valls. Tenemos una buena relación, es un político de raza y cualquier ser pensante debe

El éxtasis nacionalista

Me ha hecho sonreír el filósofo joven Dedéu, que está hondamente preocupado por la juventud de nuestro tiempo y que ha escrito con la pluma de Martín Vigil: «Han preferido encararse con gallardía a la pasma que no pasarse las

Retrásese

La diaria utilización del adjetivo histórico es una marca de identidad de los periodistas. Como se dedican al Presente y a los Hechos, nada los excita más que la Historia y la Ficción. Pero sí, la renuncia de Psoe y

Página siguiente »