La ficción, vista para sentencia

Mi liberada:

Ya sabes que cada tanto vuelvo a Barcelona. Cuando a mi madre, que pasó allí toda su vida de adulta, le preguntaban qué tiempo hacía contestaba que 16 grados en Barajas. Esta tradición familiar se mantiene y más

Comer recuerdos

Estos fuegos que de pronto se encienden.

El miércoles por la noche un plato de cap i pota, este admirable guiso tan superior a los callosen L'ànima del vi, allí donde lo cursi solo se sifra en

Qué gran fiscal el nacionalismo

El 9 de noviembre de 2014 el fiscal de guardia en Barcelona era Emilio Sánchez Ulled. Aquel día algunos denunciantes —UPyD entre ellos— pidieron que se suspendiera la consulta, se retirasen las urnas y se procediera a la detención de

Esa curiosa pasión

Estos días he llevado al juicio, alternándolos, dos libros: Técnica de un golpe de Estado, las soberbias crónicas de Martín Prieto en el 23-F, releído por enésima vez, y Verdad y mentira en la política de Hannah Arendt, que

El testaferro en su paraíso

Ayer, en el juicio, fue el día del testaferro. Esta palabra tiene la belleza subida de las cosas italianas. Según el lingüista Germà Colón su rastro más antiguo está en una carta de un Tommaso Stiglione al cardenal Barberini, datada

Abreu, 1959

Estos muertos, enterrados al fin. No reparamos hasta qué punto la belleza puede ser un ataúd.

Homs, el centauro

Así deletreó el diputado Homs el bufido final de su declaración después de comprobar que el fiscal Ulled renunciaba a interrogarle. El fiscal es un hombre que inspira una gran curiosidad. El primer día los tres acusados se negaron a

« Página anteriorPágina siguiente »