Diarios de Arcadi Espada

La letra con sangre entra

Mi liberada: 

Hace cinco años mi viejo amigo Xavier Pericay andaba metido en unas extrañas filologías mallorquinistas. Razones circunstanciales había varias: la más decisiva, y ya lejana, había sido su instalación en la isla de Mallorca. Como estaba casado con

#6 Lo que hay que leer

Racionalidad / Steven Pinker

Orwell muchos años después

Desmontando a Kastrup

Síndrome de la rabia de la acera

Cold solace

Este donnadie Ariche Axpe

Este auto del fiscal Ariche Axpe, escrito con la ceja y el índice levantados, incluye este párrafo: «Así las cosas considera este Ministerio que no es en sede de un tribunal penal donde deba dilucidarse si en la situación actual

Sucietat de consum, hum

El viejo discurso marxistoide y aun marxista sobre la sociedad de consumo, es decir, eso de que se consume una cantidad desmesurada de cosas inútiles nunca tuvo más sentido que aplicado a la digitalización del periodismo.

Proposición no de ley

Cuando en sede parlamentaria sánchez oye a sus adversarios políticos llamarle por su nombre compone un gesto característico: levanta la cabeza y deja flotar sus ojos en el cielo como diciendo qué me importará a mí. En cualquier persona decente

Simetrías

Yo comprendo perfectamente a esta consejera del gobierno de la Generalidad que recomienda dirigirse en catalán a quien no lo parezca. Es simétrico a lo que hago yo desde hace bastante tiempo: dirigirme en castellano a todo aquel que parezca

Postfacio, que no postfascio

Escribí este libro en una buena temporada de mi vida. Hemingway sentenció en París era una fiesta que no se podía escribir enamorado, pero quizá se exigía mucho en alguno de los dos sentidos. Era el primer libro que escribía

« Página anteriorPágina siguiente »