Todo va bien menos la política

Mi liberada:

Convengo contigo y con tu ánimo ceniciento en que es una estupidez decir que las cosas van bien. Qué son las cosas, qué cosas, qué significa ir y qué significa bien. Cómo puede decirse que las cosas van

Tinta simpática

Mi liberada:

No hay noticia a estas horas de que los dirigentes de los partidos separatistas hayan formalizado la tradicional ceremonia de felicitación al partido vencedor en las elecciones regionales de Cataluña y, en consecuencia, Inés Arrimadas haya recibido una

Derecho a decidir, deber de ofender

 

Mi liberada:

El más banal de los insultos es llamarle a un hombre maricón y a una mujer puta. Se propinan desde tiempos remotos y en todos los lugares a los hombres y mujeres que no cumplen las

El sueldo mísero de las enfermeras

Mi liberada:

Hace unos días la televisión pública dio publicidad a la performance de un par de gansas sobre la prostitución después de que hubiera hecho algo de camino en las redes bajo el hashtag #holaputero. Como tantas otras

Aunque algo menos panaderos

Mi liberada:

Acaban de publicarse unos cuantos retales más de Josep Pla, bajo el infinitivo radiofónico Fer-se totes les il·lusions possibles (Destino). Como en el caso del anterior volumen, La vida lenta, los textos no están donde debieran, que es

Un país podrido

Me escribe Roger Corcho:

«El presidente Pujol, el hombre que gobernó Cataluña durante décadas, eligió como instrumento de gobierno la corrupción. Favoreció la corrupción. Sabía que un país podrido es fácil de dominar, que un hombre comprometido por hechos de

Indecentes reincidentes

Mi liberada:

Un empresario medio, alrededor de los quince mil euros mensuales, de unos cincuenta años y al que llevaron a vivir a Cataluña con 20 meses. Un hombre minucioso, controlador, educado y responsable. Aunque con la herida mal curada

« Página anteriorPágina siguiente »