#5 Lo que hay que leer

Leer y olvidar

Pensamientos que emergen como delfines

#MeToo y el tabú de la naturaleza humana

Hemeroteca casera

Humor judío

Hola marihuana

Cierre del parlamento

Roger Torrent ha cerrado el parlamento de Cataluña. Lógico. El independentismo no puede gobernar. El constitucionalismo tampoco. Y aquello que llamaban —los optimistas— catalanismo está muerto.

El joven Torrent ha tomado una sabia decisión.

Indolencia, desesperación

Durante la larga maceración del asalto final a la democracia que protagonizaron las autoridades catalanas era frecuente que algunos miembros del Gobierno, empezando por su presidente, justificaran su inacción en la inexistencia de un hecho jurídico atacable. No solo miembros

Una indignidad

Hay que leer con gran atención este texto. A la indignidad democrática del parlamento de Valencia se añade la particular del Partido Popular, que habiéndose abstenido en la votación mezcla entre los materiales indignos la cobardía.

El mundo le hizo así

Dice hoy un genuino editorial socialdemócrata sobre los jovencitos asesinos de Bilbao: «Todo crimen es un fracaso, pero sobre todo lo es cuando el supuesto autor es un chaval de entorno desestructurado y sin el arraigo que las herramientas educativas

The Post mortem

Mi liberada:

Habrás disfrutado con The Post, traducida aquí bárbaramente por Los Archivos del Pentágono, este tebeo socialdemócrata y feminoide que probablemente sea la peor película de Spielberg. No hay duda de que gran mérito en el desastre

Pérez ya estaba alllí

Como se leerá en un libro tremendo, de próxima aparición, una de las recurrentes falsedades en torno a Camps es que trajo a Álvaro Pérez a Valencia. Y no. Álvaro Pérez ya estaba allí. Y estaba cuando Eduardo Zaplana era

Página siguiente »