155 ridiculeces máximas

El gran Roger Corcho ha recopilado los 155 ítems más ridículos del Proceso. Asombrosa capacidad de síntesis.

El 155 no acaba nunca

Escribo a primera hora de la tarde cuando aún hay pocos detalles de la maravillosa noticia, esta huida del Puigdemont a Bruselas, acompañado por algunos secuaces del fracaso. Qué incorregible tormento el de la realidad, capaz de ridiculizar las ensoñaciones

Tratando de impedir por la fuerza

Reproducimos por su interés la carta del lector Caramueco:
«Buenos días. Hace mucho que no le escribo. Alrededor del día 8 estuve a punto de felicitarle por la manifestación y como no lo hice, ahora lo hago dos veces incluyendo

La fiesta del 155

Contrariando los deseos de gentes como el melifluo Méndez de Vigo, ese asombroso portavoz gubernamental que vería con buenos ojos la participación en las elecciones del presunto delincuente Puigdemont, miles y miles celebraron ayer en Barcelona la fiesta del 155.

“Rebelión en Catanya”, con epílogo

Se publica, en atención al espíritu del tiempo, la reedición de Rebelión en Catanya, del gran Abreu. Qué voy a decir de un libro tan personalmente exaltante. Y que lleva un epílogo inédito, con estas líneas:

«Y hablando de

Se abre el diálogo

Mi liberada:

La política es lo más importante. Y todo depende de ella. Como cualquier actividad humana, incluida la más sublime, tiene un fondo excremental y secreto que a vece sale indecorosamente a la superficie. Es, además, el juego de

Ha hecho llegar un mensaje

El grotesco Puigdemont, desde algún lugar de la sierra de Collserola, contra el reinado de Mariano I de España y 155 de Katalonien.

Página siguiente »