Una sentencia paradigmática

eso.jpg Querido J:

Teníamos una carta pendiente. Teníamos una carta pendiente desde el 19 de agosto de 2006 cuando con mi habitual altanería (hoy alegremente renovada) te escribí: «La madrugada del día 13 la Policía detuvo a Julio Pascual Díaz, en

El periódico y sus miles de lectores activos

Ya es absurdo escribir sin lectores que escriban. No entiendo como aún se lo permite el periódico. Todas (todas) las noticias que se publican debieran tener su foro expreso. Espero que el periódico no se refugie en el ancho de

El desdén

Qué vergüenza. Descubro que no hay una calle dedicada a Galdós en Gerona. Ningún otro escritor ha puesto, como él, a la ciudad en el mapa del mito. El Episodio dedicado al sitio de los franceses, tremebundo y emocionante,

Veo que el periódico no se atreve a ponerle corchetes a la lírica

Al periódico le fascina la poesía. Cada vez que publica un verso en lo alto el periódico cree redimirse de la prosa periódica. El periódico y los de su clase. A mí también me gustaba escribirlos en lo alto de

El periódico y la noticia de Sant Jordi

La fiesta de Sant Jordi aún no acaba de hacérseme definitiva antipática, pero poco le falta. Su reciente vulgaridad, puramente televisiva, es insoportable y se añade a ese fatídico punto de cursilería que ofreció siempre.

Pero es lo más importante

Una generación truncada

Mariano Rajoy no ganará las próximas elecciones generales. Eso en la improbable hipótesis de que se presente. En cuanto a Esperanza Aguirre, lo cierto es que sus posibilidades de llegar a presidir el Gobierno de España son aproximadamente las mismas

El periódico y su principal imitador

Una cuestión interesante es si en estos años el periódico ha acabado pareciéndose a su máximo competidor o viceversa. Viceversa. Tengo las pruebas, y están frescas.

Hace una semana abría el diario El País con estas columnas insospechadas, casi histéricas.

« Página anteriorPágina siguiente »